Sí, las mujeres tenemos pelos, pero…

transgénero

Nos preguntan que opinamos de esta tapa.

Empecemos por lo que vemos.

Una chica actriz que es joven, blanca, delgada, heterosexual, aparece vestida con un vestido de princesa, de fiesta de 15 años, -anda a saber- y muestra su axila izquierda peluda. Axila que está peluda porque interpreta el rol de un chico trans.

Hasta ahí lo único diferente es la axila peluda.

Y si. Está bueno que podamos andar de pelos al viento, que una actriz aparezca en una tapa con los pelos que quiera. Eso puede ser algo interesante. Inclusive parece que lo es mucho para lxs editores de la revista que lo remarcan como si se hubieran enterado con Maite Lanata que las mujeres también tenemos pelos en axilas brazos y piernas!. Todo un hallazgo de Caras.

Pero.

Si, siempre tenemos peros.

Pero no hay texto sin contexto.

¿Cuál es el contexto?

La tapa no se trata de Maite Lanata ni siquiera, la tapa se trata de la promoción de una novela que hoy está en el “aire televisivo” y que cuenta con un personaje que es un chico trans.

¿Un chico trans interpretado por un chico trans?

No, un chico trans interpretado por una actriz mujer heterosexual que como consecuencia de ese rol se deja los pelos abajo de los brazos y los muestra en la tapa de una revista.

Sigamos.

La actriz, joven, blanca que encaja bastante bien en el standard de las revistas -hace poco fue tapa de y que muestra el chivo promocionando su tira, seguramente inclusive como parte de sus obligaciones contractuales -es decir, quizás ni siquiera pudo elegir estar o no estar- , aparece vestida con un vestido de ¿princesa / cumpleaños de quince? algo “femenino” ¿será que la idea es que se note que es mujer cis? Porque lo que queda claro es que Juan, es un personaje.

No sea cosa que alguien piense que …

Y los títulos refieren como siempre a lo mismo, ¿el amor? el título dice que la chica no descarta la posibilidad de enamorarse de otra mujer alimentando la la fantasía del sexo entre mujeres, un clásico de los medios, dirigida al goce de los varones, porque no se ustedes, pero nosotras no vimos publicaciones en las que los  hombres aparezcan manifestando la posibilidad de enamorarse o tener sexo con otros hombres.

Hasta ahí tampoco nada nuevo, o más de lo mismo.

¿Hay algo más? Si, hay algo más y ya que está lo traemos.

Es algo que nos genera malestar desde que empezó esta tira, que muestra situaciones de personas de clase media, media alta, en las que intervienen adolescentes que van a un colegio privado, donde las chicas encajan bastante en el estereotipo que reproducen los medios, cabello claro, ojos claros (al menos las que más se muestran en pantalla) y los varones son más diversos en su aspecto físico.

Una tira en la que los conflictos se resuelven favorablemente, cuando Juan (el personaje trans) manifiesta su elección sexual, desde la dirección del colegio intentan expulsarlo, pero todo se arregla con una simple protesta de sus compañeros.

Juan también es contenido en su hogar, algo que todxs soñamos, y su padre biológico es ginecólogo, un profesional que atraviesa una holgada situación económica y lo acompaña en su transición. Un camino  que en la vida real suele ser mucho más complejo para quienes la transitan, en la tira transcurre sin mayores disgustos y sobresaltos, liviano, invisibilizando las opresiones, desigualdades y sufrimientos que comúnmente atraviesan las personas trans en su transición.

Y lo peor de todo es que esta chica aparece en la tapa porque es quien  hace el papel de un varón trans y hoy gracias a eso y a los pelos en las axilas fue tema en medios y redes.

¿Por qué una mujer heterosexual actúa en el rol de un varón trans?

¿No hay varones trans que puedan actuar? ¿No hay varones trans que puedan actuar de varones trans?  

¿No se trata otra vez de la apropiación de la visibilidad de un colectivo históricamente invisibilizado? ¿Cuales son las consecuencias de romantizar la transición de una persona transgénero?

“En un contexto donde muchxs actores y actrices trans no tienen oportunidad de desarrollar sus carreras, que las personas cis sean contratadas para interpretar personajes trans que viven historias de opresión (¡y reciban premios por eso!) no es un motivo de celebración. Por el contrario, la apropiación cis de las narrativas trans merece el repudio de las comunidades”

Escribe Blas Radi en Revista Anfibia

Nosotras adherimos a eso y traemos las palabras de Scarlett Johansson que decidió rechazar el papel de una persona trans ante las críticas de la comunidad Trans.

“Nuestra comprensión cultural de las personas trans continúa avanzando y he aprendido mucho de la comunidad desde que hice mi primera declaración sobre mi casting y me di cuenta de que era insensible. Tengo una gran admiración y amor por la comunidad trans y agradezco que la conversación sobre la inclusión en Hollywood continúe”

Nota para OUT MAGAZINE.

Hace poco nos preguntaron ¿cuáles son las mujeres que tendrían que aparecen en las revistas?. Todas, todas las que no están, que son todas, y todas las identidades no binarias,  porque seguimos viendo mujeres del mundo del espectáculo y de la moda, blancas jóvenes, heterosexuales y ahora con un poco de pelo abajo del brazo.

Eso opinamos de esta tapa.

Pd. aclaramos por si fuera necesario, no es una crítica a la actriz, es una crítica a la decisión editorial, es una crítica a la decisión de quienes producen estos contenidos que toman temas sociales complejos para reproducir la lógica de la banalización y el vaciamiento de los sentidos.

5 pensamientos en “Sí, las mujeres tenemos pelos, pero…

  1. Concuerdo con uds. En el primer momento que ví la tapa y leí como festejaban la “visibilización” de una mujer audaz por llevar pelo en las axilas en una tapa de revista, me pareció ridículo y de mal gusto cuando ví todo el contexto y ese título (que no me.sorprenderia que estuviese sacado de contexto). ¿Que intentan demostrar con esto? ¿Por que siguen ocultando la.cantidad de realidades de mujeres y varones trans? Dejen de ridiculizar y parodiar una realidad muy dura, con muchas limitaciones en la educación, en la inclusión en el trabajo y en la plena socialización, que esta lleno de discriminación, de prejuicios. Cada vez que veo estás revistas siento que la lucha avanza y ellos retroceden, se estancan. Intentaron femeneizar y sexualizar más el lesbianismo solo para vender el morbo diario del machismo. Son un asco.

  2. Adhiero a la reflexion . Gracias mujeres que no fueron tapa por su labor! Al fin somos muchas y no un puñadito de loquitas cuestionandolo en cada mesa en cada situacion injusta. En cada apropoacion del capitalismo de cada lucha sincera. Harta de tanta pseudo militancia por redes. Gracias

  3. Coincido con uds. He participado de conversaciones en donde surge este tema de la novela y debo matizar mi opinión aceptando que es algo “nuevo” y que po lo menos se ve. Pero creo como uds que se banaliza y simplifica una situación mucho más compleja y sosteniendo los estereotipos de la tele argentina. Compartí esta nota con alumnos de secundaria con quienes venimos hace un tiempo charlando sobre estas cosas. Veré sus respuestas… Gracias por ayudarme a encontrar una mirada que me “contiene”!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.