El maravilloso mundo de los inyectables (?)

“¿Y a vos que te hizo entrar al maravilloso mundo de los inyectables?” dice el posteo que les compartimos.
¿Qué puede tener de maravilloso el mundo de los inyectables? 
¿Qué hay de maravilloso en pincharnos el cuerpo con agujas?
¿Qué es lo maravilloso de normalizar que somos cosas que hay que rellenar y retocar para proyectar una imagen irreal, para modificar nuestra apariencia física de modo de parecernos a un modelo único?

La industria de la medicina estética se enriquece insegurizándonos. Estas publicaciones normalizan la idea de que para ser visibles, necesitamos inflarnos con inyecciones de químicos que borren todo lo que nos es propio, porque eso es lo que nos va a dar la llave para la felicidad mercantilizada que nos impone el modelo. 

¿Con qué otros dispositivos cuenta esta industria para normalizar estas prácticas, para imponerlas cómo “lo que debe ser”? Acá les dejamos algunos ejemplos, notas en los periódicos, en los que aparecen como “noticia” los métodos para editar los cuerpos. No hay preguntas, no se problematiza ni existen referencias al dolor ni a los riesgos. 

Y como si esto fuera poco, tenemos los juegos de cirugías para niñas. Educar jugando! Educar a las niñas como futuras consumidoras del “maravilloso mundo de los inyectables”.

Normalizar desde las infancias que ser mujeres es autoinflingirnos dolor, violentar nuestros cuerpos, inscribir por “nuestro propio deseo” las violencias que nos venden.

Esta industria se enriquece con nuestra deshumanización, proponiendo un paisaje de cuerpos de plástico, enraizados en la idea de que lo único que tiene valor es la imagen cristalizada de nuestra apariencia.

Deseamos un paisaje humanizado de seres potentes que expresen su humanidad de múltiples, diversas y vitales maneras.

Les invitamos a contarnos sus experiencias.

1 pensamiento en “El maravilloso mundo de los inyectables (?)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.