Opiniones sobre nuestras tetas

¿Cuándo fue la primera vez que alguien hizo un comentario sobre tus tetas?

Recibimos miles de testimonios como los que se ven en este video. La mayoría de nosotras a partir de los 8 o 9 años empezó a recibir comentarios sobre sus tetas de parte de familia, compañeres de escuela, novies, amigues, desconocides. Por mucho o por poco, por la forma, o por el color de los pezones. Esos comentarios, muchas veces hirientes, descalificantes, nos constituyen, dejan huellas en nosotras. Muchas modificamos hábitos, nos avergonzamos, nos sentimos falladas, rotas “imperfectas”,llegamos a odiarnos porque nuestras tetas son demasiado poco o demasiado mucho algo.
Somos tratadas como cosas, objetos para editar a gusto del consumidor. Y nos tratamos a nosotras mismas como cosas y nos editamos a gusto del mercado.

¿En comparación con qué?
Con el modelo único que nos bombardea desde todos lados y que es para nosotras un requisito de visibilidad, un modelo de éxito, una exigencia para existir. Existimos si nos convertimos en una cosa. Existimos si nos convertimos en quienes no somos. Que paradoja.

Esa es la trampa, cosificarnos para que nos cosifiquemos, eliminar lo humano, diverso, potente, convencernos de que nuestro valor está en la apariencia de nuestro cuerpo, no en quienes somos. Funciona. Nos alienamos en el culto a la apariencia. Nos miramos como nos miran, nos tratamos como nos tratan, nos decimos lo que nos dicen. Funciona.
Un sistema que nos secciona en partecitas y nos impone un modelo único para cada una de esas partes. Funciona.

Compañeras, nuestras tetas están bien, chicas, grandes, caídas, no caídas, como sean.
Nuestras tetas están bien.

1 pensamiento en “Opiniones sobre nuestras tetas

  1. Hola. Coincido perfectamente con el artículo. Creo que el estereotipo de belleza que se ha impuesto a través de los medios ha sido muy lucrativo, cuántas cirugías estéticas para aumentar el tamaño del busto se han realizado en estas últimas décadas. Cuántas de cada diez mujeres en nuestro país se someten a tales prácticas por el solo hecho de no encontrarse conformes con su propio cuerpo, por no aceptarse como son. Deseo que esto vaya cambiando y así creo que está pasando. La toma de conciencia es el primer paso. Gracias por difundir y despertar conciencias!

    Perla Nuñez
    Mendoza Capital. Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.