Creer que Empoderarse es Desnudarse

florencia peña

Esta tapa nos llegó muchas veces por mensaje y en el 99 % de los casos acompañada de una pregunta que era ¿Qué opinan de esta tapa?

Antes de opinar vamos a hacer una aclaración para que no se tergiverse todo.

No vamos a hablar de la mujer que aparece en la tapa, nunca lo hacemos, hablamos de los medios que son los que toman la decision de quien y como aparece en una tapa.

¿Qué opinamos? 
Que es más de lo mismo.

[bctt tweet=”Los medios hegemónicos se valen de los recursos a su alcance para tergiversar los mensajes, las consignas y los conceptos. Se los apropian y los repiten muchas veces hasta que se naturaliza. “] Y entonces terminamos creyendo que empoderarse es desnudarse en la tapa de una revista, en las redes sociales o en un programa de tv., cuando lo que más quiere esta cultura que nos oprime y disciplina es que nos desnudemos así, como objetos, sexualizadas y dispuestas. Que expongamos nuestros cuerpos como envases. Lo vemos por todos lados , mujeres desnudas hombres vestidos en estas revistas y en los medios en general.

Otra cosa que pensamos es que “no hay texto sin contexto” y el contexto es este, en el que los cuerpos de las mujeres aparecen cosificados y sexualizados, expuestos para el consumo de los hombres. Hombres a quienes además, la misma cultura les está diciendo todo el tiempo, que tienen que ser hipersexuales y consumir esos cuerpos.

En ese contexto poner en tapa una vez más a una mujer semi desnuda, exhibiendo su cuerpo editado, como una conquista sobre la naturaleza – fue madre hace poco tiempo y pasó los 40 años-, una imagen de mujer que encarna el standard de belleza actual y el modelo que nos quieren imponer, que aparece como siempre hablando del matrimonio y de la boda chic de tres días, suena muy mucho a lo mismo de siempre. A reforzar un modelo que nos oprime a todas.

No queremos abrir la conversación sobre estas mujeres, cada una hará su recorrido, el que pueda/ quiera. Su medio de vida muchas veces depende de estas exposiciones. Pero ellas no son las que deciden quien sale en la tapa de la revista y diciendo que.

En este contexto, el de esta cultura y el de las revistas, la decisión de poner a mujeres desnudas hablando de romper estereotipos, no nos habla de libertad, nos habla de cosificación, de ser instrumentos para el mensaje que la cultura quiere darnos, del disciplinamiento que quieren imponer sobre nuestros cuerpos; mientras al mismo tiempo, las otras mujeres, las que hacen por fuera de los estereotipos, las que rompen los moldes, las que encuentran maneras de hacer a su manera, siguen siendo invisibilizadas.

Eso pensamos, ¿ustedes que piensan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.