Bailando por…

jimena baron

Recibimos muchos mensajes preguntándonos que opinamos del “Baile contra la violencia de género” en el que participó Jimena Barón en el histórico programa de Tinelli, Bailando por un sueño. Bueno, más o menos lo mismo que opinamos siempre como cuando las Miss Universo aparecieron con un cartel contra la violencia de género, o cuando la misma Barón salió a mostrar sus “glúteos” sin Photoshop. 

No hay texto sin contexto. Ninguna acción se convierte en mensaje sin un contexto que es lo que da el sentido. Así pensamos todo lo que compartimos. Y en este caso, el contexto es el programa de Tinelli, “Bailando por un sueño” donde al principio se usaba el sueño, una necesidad de alguien -el golpe bajo- para legitimar/justificar todo lo que sucedía en el programa. Parece que no alcanzó. ¿Qué es lo que sucede en ese contexto/programa? Desde que existe, hace -demasiados – años, pone en juego la violencia simbólica como una herramienta central del programa, trata a las mujeres como objetos, las sexualiza, las cosifica, las degrada. Se construye y reproduce el standard de belleza que disciplina nuestros cuerpos y los oprime a todas pero también el estereotipo de la mujer banal, infantilizada, a la que solo se le pregunta por su vida amorosa y sexual, heterosexual, su cuerpo, sus hijos, -¿les suena?- Mujeres que aparecen peleándose entre si todo el tiempo compitiendo por el amor de los varones, por los espacios, por todo. 

Un programa en el que todos los standards y estereotipos contra los que batallamos se construyen y reproducen masivamente cada vez que el programa sale el aire, y en cada episodio eso es aplaudido y promovido por el conductor, el productor y el resto de los varones que lo acompañan. Ese es el contexto, y en ese contexto, bailar una coreografía en la que una mujer baila y supuestamente en ese baile se aborda la temática de la violencia de género, lo que se logra, desde nuestro punto de vista es la legitimación de ese contexto, de ese programa, del espacio y del conductor. Pink wash que se le dice. Lavadita de cara, para que quienes miran el programa piensen que en realidad “Tinelli no es tan machista” o no lo es en absoluto. Cómo si lo que sucede ahí en ese programa, en cada edición desde hace tantísimos años no tuviera nada que ver con las violencias contra las mujeres. Pero si, tiene todo que ver. La violencia simbólica está en el origen del resto de las violencias. 

Romantizar y banalizar el tema ¿de qué manera implica un beneficio para quienes están sufriendo, sufrirán y sufren violencia? ¿O es que acaso después de la coreografía en cuestión cambio por completo la línea editorial del programa? Pero si claramente implica un beneficio para el conductor y el programa que mejora su imagen porque en su programa “abordaron el tema” hablaron de la violencia ¿? Quizás la intención sea buena, ¿pero de que sirve si al siguiente todo sigue como era? Lo cierto es que nos confirman los títulos de estos medios, los mismos que romantizan la violencia, los mismos que cosifican mujeres hoy aplauden a Tinelli. Y si, siempre le buscamos “el pelo al huevo” porque no estamos acá para aplaudir a Tinelli ni a los medios masivos que hasta el día de hoy son parte del problema y no de la solución, que buscan la manera de absorber y banalizar nuestras consignas, que utilizan a otras mujeres para sembrar sus mensajes y oprimirnos, para edulcorar nuestra disidencia respecto del sistema hegemónico del cual son parte y promueven. 

Ojalá nos equivoquemos y a partir de mañana el programa de Tinelli deje de cosificar mujeres, ejercer violencia simbólica y reforzar estereotipos. Si eso no sucede, entonces esto habrá sido maquillaje y otra vez más de lo mismo.

3 pensamientos en “Bailando por…

  1. Agradezco el día que encontré su página web! Me enseñan muchísimo y cada vez me ayudan a ser una mujer más crítica. Todo el mundo debería conocerlas. Gracias por su gran aporte en esta lucha!!!! Excelente artículo

  2. Coherencia,eso es lo que tenemos que buscar y aplicar en cada manifestación feminista. El feminismo es justicia social, igualdad de clases, sonoridad, nada que tenga que ver con el programa de Tinelli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.